Tot Cor es un proyecto artístico, colaborativo y solidario que apela a la generosidad y los buenos sentimientos. Su pieza principal es el Cor, un jarrón hecho con el corazón para reivindicar los valores fundamentales que constituyen la riqueza del ser humano: amor, bondad, humanidad, ética, respeto, generosidad y fraternidad.

La silueta del Cor, que en catalán significa corazón, es un símbolo universal. Está presente en muchas culturas y recurrimos a él cuando queremos compartir y exteriorizar sentimientos. No lo hemos inventado. Lo hemos materializado como un objeto icónico, que aparentemente tiene la simple función de un jarrón, para convertirlo en la base de un proyecto artístico. Eso es lo maravilloso del arte, que puede convertir algo que es abstracto, como un sentimiento, en algo formal para darle visibilidad y cargarlo de significado.

Queremos crear una gran familia de corazones que sea tan diversa como la vida misma. En esta exposición los artistas y diseñadores que participan son Juli Capella, Lolita Cortés, Rosa Cortiella, Los díez, Meritxell Durán, Catalina Estrada, Jaime Hayón, Javirroyo, Miralda, Marre Moerel, Sergio Mora, Lázaro Rosa-Violán, Anna Ruíz, Jordi Torres y Ramón Úbeda. Una selección de creadores de diferentes procedencias y estilos que representan la gran diversidad cultural que nos rodea. En el futuro se sumarán otros autores a este proyecto donde colaboran también fotógrafos como Marcela Grassi y Rafael Vargas. Y la empresa Adaequo, que ha realizado un banco para sentarse a la sombra del Cor. Una pieza única producida con la última tecnología de impresión 3D.

Una parte importante de Tot Cor es la solidaridad con las personas que padecen males incurables que son invisibles para una gran parte de la sociedad. Todas las piezas de la colección se comercializan y una parte de los beneficios que generen sus ventas se destinará a la Fundación Miquel Valls, una entidad privada y sin ánimo de lucro, pionera en el Estado español, que trabaja para mejorar la calidad de vida de las personas afectadas de ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica) entre otras enfermedades de la motoneurona. Sabemos que existen, pero no conocemos el sufrimiento de quienes las padecen. Solo podemos valorarlo si por desgracia nos ha tocado vivirlo. La creadora de esta muestra lo ha conocido muy de cerca a través de alguien muy querido para ella, su madre Paquita Sancho, que hasta el último de sus días demostró una enorme generosidad como persona, a pesar de las duras circunstancias. En su energía vital está el motor de este proyecto que pretende poner en valor a la buena gente, la que es amable, generosa y ejemplar. 

Pepa Reverter es la comisaria de esta exposición y la artista que ha diseñado este jarrón como un manifiesto con la idea de enviar un mensaje colectivo de esperanza y la intención de crecer en un proyecto amplio, que adquiera otras dimensiones y formatos donde podamos seguir hablando del amor y los buenos sentimientos con creatividad, a través del diseño, porque el amor es lo que te acerca a los demás. El Cor es un simple objeto, un elemento decorativo para la casa o el espacio de trabajo que está ya en los canales comerciales. Pero el lugar infinitamente más importante al que puede llegar está en nuestros propios corazones.

Las fotografías que forman parte del recorrido de la exposición y de la gráfica de la misma son de Rafael Vargas y Marcela Grassi. Las Fotografías del espacio expositivo son de José Luís Sánchez.