La Asociación València Capital del Disseny organizó la exposición “Dissenyar l’aireuna oportunidad para mostrar el dialogo humanista entre el diseño, la tecnología y la artesanía.

“DISSENYAR L’AIRE” la muestra comisariada por Vicent Martínez, se presentó en el MUSEU NACIONAL DE CERÀMICA I ARTS SUMPTUÀRIES GONZÁLEZ MARTÍ, inaugurada el día 21 de abril, hasta el 26 de junio de 2022.

Esta muestra está en circulación y visitando diferentes ciudades de España. El palmito, abanico en valenciano, es una pieza tradicional de la memoria objetual valenciana, y de todo el territorio de la península ibérica.

Sunset

Este abanico es un homenaje al Sol. Su radiación es el motivo de la existencia de este instrumento milenario. Lo abrimos apenas comienza a levantarse al amanecer y lo cerramos cuando se pone al atardecer. Es la hora más bonita del día, ese momento en el que cambia del amarillo al rojo pasando por el naranja. Un degradado natural de colores cálidos que se conoce como el arco crepuscular.

Nathalie

Un homenaje a la memoria y a las pioneras del diseño. En concreto a Nathalie du Pasquier, una de las fundadoras y el único miembro femenino de aquel grupo Memphis que nació en 1980 para desdibujar las fronteras entre el arte y el diseño. Fue la última revolución y hasta que no llegue la próxima seguiremos recordando sus juegos de geometrías y el ritmo de la repetición en este trocito de viento.

Madreperla

Ese nombre tan sugerente se refiere al nácar, un material que se utilizaba antaño, entre otras cosas, para adornar abanicos. Un lujo que requiere de las mejores manos artesanas. En este caso ocupa por completo una de sus caras, la que ofrece un color claro y brillante, con reflejos iridiscentes. La otra cara está revestida de una madera muy oscura, casi negra. Es un contraste deliberado. Sol y sombra.

El florero Flors se fabrica con aproximadamente 425 tapones de corcho reciclado por aflote.