Fotografía de Sánchez y Montoro, el retrato es de Ibai Acevedo.